viernes, 9 de enero de 2009

Caos tras la supernevada de Madrid

¡Cuantas veces hemos oído que "África comienza en los Pirineos"! No es supeditación al entorno, es una realidad. Queremos ser potencia europea, queremos que nos incluyan en el G-8; queremos ser escuchados en las reuniones plenarias de la ONU y en el 6500 de la avenida Pennsylvania de Washington...pero...

Caen cuatro copos en Madrid y se declara el estado de excepción, carreteras cerradas, el primer aeropuerto de España cerrado, calles impracticables, caídas de tensión eléctrica, roturas del metro...¿y esta es la que quiere ser candidata olímpica dentro de 9 meses? La próxima vez no hará falta que el oleaginoso pirata monegasco nos pregunte por la banda criminal vasca, bastará con que enseñe las fotos de un día como el de hoy.

Lo más triste es el cruce de acusaciones postrero entre las tres administraciones implicadas: Fomento, Comunidad y Ayuntamiento. Cuando les conviene, se apuntan el tanto; cuando no, echan balones fuera. Pero la que más ha quedado en evidencia ha sido la MinistraMagdalena Álvarez. Lo de Barajas es excesivo y se suma a una huelga que nadie parece querer solucionar. Esta ministra debe ser cesada de inmediato por incompetente. Ya son demasiados errores.

Luego miramos a Europa y vemos que allí por estas fechas caen chuzos de punta y algunos aprovechan para exhibir sus carnes tolendas y bañarse en aguas congeladas, riéndose del mundo y del frío. Pero es que no somos prevenidos. Siempre nos pasa lo mismo. Es como una letanía que se repite una y otra vez cuando nieva, cuando diluvia, cuando hace calor, cuando hay huelga, cuando viene la navidad y los reyes...Como decía Unamuno ¡España y yo somos así!

¿Se pueden sacar conclusiones y aprender para futuras ocasiones? Si hubiera voluntad de aprendizaje y propósito de enmienda, claro, pero no es el caso. En todos mis años de observador, he llagado a la conclusión de que los españoles creemos que "todo son primeras ocasiones, luego no sirve lo anterior". No hay evolución posible.

Por eso creo que estamos en el continente más atrasado del planeta..."¡No, Europa, no: África!" Los Pirineos, como decían maladadamente los gabachos temerosos, son la barrera natural de ambos continentes y nosotros somos un eterno aspirante que vive la ilusión constante.

¡Ojalá algún día nos hagamos mayores y aprendamos! Mientras tanto, cojan pala y hagan algo útil por sus semejantes!

2 comentarios:

mala dijo...

Nada como vivir en Madrid para magnificarlo todo. Me gustaría que vieses la calle desde mi ventana, que circulases por ella o que caminases por las aceras, y eso que hace mas de catorce horas que no nieva y nuestro ayuntamiento esta preparado para estas cosas.
Aquí enseguida nos ponemos las botas de siete leguas y caminamos. Acostumbramos a culpara la madre naturaleza y no nos metemos con la Magdalena, que bastante tiene "la pobrecilla" (pobrecillaaaaa).
Un besoteeeee

Markus de Logsley dijo...

Es cierto, pero es que casi todo pasa por la capital, y si no mira los telediarios: una supernevada en Teruel o en Soria o en Burgos, etc., no es noticia, pero que caiga en Madrid una ligera llovizna abre los informativos como muestra del mal tiempo...es lógico, las sedes de las teles están en Madrid y sale más barato grabar en la capital. Besos